Losada Vinos de Finca: LA SEGUNDA VÍA DEL BIERZO

Losada apertura

La bodega y su entorno. A la derecha, el nuevo vino de Losada. / LOSADA VINOS DE FINCA

La presentación hace unos días de El Cepón 2016, nuevo tinto de Losada Vinos de Finca, nos sirvió para recordar que no sólo de suelos de pizarra –y mineralidad– vive el Bierzo, esa comarca leonesa de vinos que volvió a la vida con el último cambio de siglo deslumbrando a propios y extraños, entre ellos el emperador de la crítica internacional, Robert Parker.

En efecto, esta bodega singular, al frente de cuya enología y viticultura se encuentra Amancio Fernández, apostó desde el primer día -y en contra de la corriente dominante- por los suelos ricos en arcilla. Eso sí, situados en laderas de los alrededores de las localidades de Valtuille y Pieros, que son como la cuna de las mejores uvas y vinos de la comarca. Era una forma de decir que llegaban para interpretar con luz propia el paisaje del Bierzo y sus viejas parcelas de viña.

LO MEJOR DE CADA VIÑA. El encuentro fue una estupenda ocasión para conocer la última añada de algunos vinos destacados de la bodega, procedentes de las 30 has de viñedo que controla, ocho de ellas en propiedad, repartidas en 22 pequeñas parcelas. El Bierzo vitícola es, con Galicia, el reino del minifundio. Por eso se agradece que algunas bodegas, como esta que nos ocupa, se propongan extraer lo mejor de cada porción de viña y apuesten por los vinos estrechamente identificados con el terruño del que proceden.

El escenario de la reunión, el restaurante madrileño Desencaja (Paso de la Habana, 84. Tel. 91 457 56 68), no pudo estar mejor escogido, como demostró el magnífico menú ideado para la ocasión por Iván Sáez, al frente de los fogones. Hablaremos un día de estos de ese menú en otro post. Entre tanto, vayamos a las botellas descorchadas.

ALTOS DE LOSADA EL CEPÓN 2016 (32 €): Servido en último lugar, se trata de un vino de edición muy limitada, de apenas 1.150 botellas. Con 15 meses de crianza en barrica francesa, tiene su origen en un viñedo viejo (cepas de más de 50 años) de cuatro has que tiene la propiedad en el término de Villadecanes. Potencia y finura caminan de la mano en una expresiva nariz de fruta (cereza madura, cassís), herbolario (laurel) y suaves notas especiadas (vainilla, cacao, nuez moscada), a la que sigue un paladar fresco, opulento y de gran estructura que aún debe atemperar el vigor de sus taninos. Cuestión de unos pocos meses más de botella.

LA SENDA DEL DIABLO 2016 (60 €): Además de uva mencía, en el Bierzo siempre se ha cosechado, entre otras variedades tintas, cierta cantidad de garnacha tintorera. Algo menos de 200.000 kg en los últimos censos de la denominación de origen. Esta es la vinífera que está detrás de este tinto, segunda entrega de la marca. En él, Amancio Fernández ha logrado extraer una finura que parecía imposible en esta variedad hasta no hace mucho denostada, y más orientada a conseguir volumen que calidad. Limpias notas de fruta roja muy fresca sobre delicados y nobles fondos vegetales y florales definen la original nariz de este vino, a la que sigue un paladar vivo, con una acidez bien patente y magníficamente encajada, gran amplitud y persistente final de boca del que emergen elegantes ecos de humo y regaliz. Todo un hallazgo.

ALTOS DE LOSADA 2016 (17 €): Última añada del buque insignia de la bodega, procedente de 17 pequeñas piezas de viñedo viejo de mencía cultivadas en suelos con predominio de arcillas, entre ellas Viña Grande (1,8 has), Los Cerezos (0,9), As Chas (2,2), Piñeiro (0,9) y Los Almendros (0,7), situadas en el término municipal de Valtuille de Arriba. Tras elaboraciones separadas y 15 meses de crianza en roble francés, el vino impone su carácter desde la fase aromática: expresivo, abundantes notas de fruta negra en su punto de madurez, tierra mojada, bosque umbrío… Boca carnosa, amplia y firme, de gran esqueleto y con una acidez que lo conducirá a su cénit en los próximos meses. Ya está para beber, pero mejor no tener prisa.

LOSADA 2016 (11 €): Aunque la comentamos en último lugar, fue la botella que abrió la sesión de cata. Un mencía con 10 meses de barrica del que recordamos bien sus jóvenes y atractivos aromas de bayas silvestres (fresilla, arándano) y especias suaves (vainilla, pimienta blanca), así como una boca sin fisuras, redonda e incitante, muy directa, ideal para apreciar en plenitud las características más puras de la uva tinta berciana. Gran relación calidad/precio, para acompañar un tapeo de altura.

Una sesión de cata interesante por donde se mire, que nos reafirma el buen hacer del elaborador cosecha tras cosecha. Grande el vino de parcela recién nacido y aún más grande, si cabe, la segunda entrega de La Senda del Diablo, un tinto que llega para dejar claro que, en el Bierzo, hay mucha vida más allá de la mencía. 

Mara Moura Bastardo 2017: EL ROSADO ‘BLUSH’ DE GALICIA

MARA MOURA BASTARDO 2017. BODEGA: TERRAS DO CIGARRÓN. TIPO: ROSADO PÁLIDO. ZONA: MONTERREI (SIN D.O.). UVAS: BASTARDO. PRECIO: 35 €. GASTRONOMÍA: FIAMBRE DE LAMPREA DE ARBO, COCOHAS DE BACALAO EN TINTA DE CALAMAR. PUNTUACIÓN: 92/100

El vino rosado es bastante raro en Galicia, donde se consume muy poco y se produce aún menos. Eso es, aparte de una impecable factura, lo que hace singular -una verdadera excepción enológica- este rosado de Terras do Cigarrón, la filial en Monterrei del grupo vinícola Martín Códax nacido en Cambados, junto a la Ría de Arousa. No acaban aquí las rarezas de este nuevo vino de edición limitada a poco más de 1.000 botellas. Además, y como indica su nombre, se obtiene a partir de la uva bastardo (conocida en otras zonas del noroeste como merenzao), una de las joyas vitícolas del tinto gallego que ha estado a medio metro de la desaparición y que iniciativas como esta contribuyen a rescatar. Galicia es tierra de excelentes vinos blancos y de un tiempo a esta parte crece el número de bodegueros que se atreven a cultivar y embotellas tintos, su eterna asignatura pendiente. A partir de ahora, habrá que seguir también los pasos de este incipiente capítulo de la enología local.

EXPRESIVA NARIZ. El nuevo rosado entra por los ojos. Su atractivo y delicado color rosa pálido (o piel de cebolla u ojo de perdiz, como lo llaman en la bella Francia) se apunta a la rabiosa modernidad de los blush, término acuñado en California para llamar a los blancos vinificados a partir de uva cabernet sauvignon en momentos de escasez de chardonnay. La marca es un homenaje a las bellas mouras (o donas) de la mitología gallega y el vino, como sus hermanos de gama, patrocina el proyecto de recuperación del yacimiento arqueológico del Muro de Medeiros y sus más de 30 lagares rupestres, en colaboración con el ayuntamiento de Monterrei y la Universidad de Santiago. Aromas de flores azules y blancas se mezclan con otros de frutilla roja silvestre y suaves pinceladas de eucalipto en la expresiva y elegante nariz de este vino, que se prolonga en un paladar lleno y jugoso, con ese punto de agradable vinosidad del que adolecen no pocos de los rosados de la nueva ola. Un vino de los que no dejan indiferente. 

Vinos de Jumilla: A LAS PUERTAS DEL CIELO

Bodegas San Dionisio, la cooperativa de la localidad albaceteña de Fuente-Álamo, arrasó en el último Certamen de Calidad de los Vinos de Jumilla, que la semana pasada celebró su 24ª edición. La veintena larga de miembros del Jurado, reunido para … Sigue leyendo

Nuevos tintos de Méntrida: EL PODEROSO INFLUJO DE LA GARNACHA

Interesante encuentro de cata hace unos días, organizado por los amigos de la revista Mi Vino en el Hotel de Las Letras de Madrid para tomar el pulso a un puñado de vinos representativos de las nuevas elaboraciones de la denominación … Sigue leyendo

XI Premio Vila Viniteca: CON DOS NARICES

La hermosa Llotja del Mar de la Ciudad Condal será, como cada dos años (el certamen se alterna con el Casino de Madrid) el escenario de la undécima edición del Premio Vila Viniteca de Cata por Parejas, con una nada … Sigue leyendo

Inurrieta Orchidea Cuvée 2016: UN SANCERRE “A LA NAVARRA”

INURRIETA ORCHIDEA CUVÉE 2016. BODEGA: INURRIETA. TIPO: BLANCO CON CRIANZA. ZONA: NAVARRA. UVAS: SAUVIGNON BLANC. PRECIO: 12,50 €. GASTRONOMÍA: QUESO DE LA PERAL (ASTURIAS), ORTIGUILLAS, BACALO AL PILPIL. PUNTUACIÓN: 93/100

Admitamos, de entrada, que nunca hemos tenido buena sintonía con los blancos españoles de sauvignon blanc. Los hemos probado de la mayoría de zonas del país en las que se cultiva esta uva francesa originaria del Loira, desde Cataluña o la Comunidad Valenciana hasta La Mancha, Rioja, Jumilla y, por supuesto, la denominación de origen castellana de Rueda, donde se encuentra nuestra mayor concentración de has dedicadas a esta vinífera. Salvo honrosísimas excepciones, el resultado nunca ha sido lo que se dice prometedor: vinos algo huecos tras una pantalla aromática de fruta de la pasión con abundantes (y, con frecuencia, agresivas) notas almizcladas. Nada que ver con los mejores sauvignon de Nueva Zelanda. Y, menos aún, con los delicados Pouilly-Fumé y Sancerre del valle del Loira en los que se inspiran. Seguramente consecuencia de un deficiente manejo tanto en la viña como en la bodega.

AHUMADOS Y MINERALES. Un estado de cosas que parece haber comenzado a mejorar, a tenor de algunos vinos que hemos tenido ocasión de catar últimamente. Uno de ellos es Inurrieta Orchidea Cuvée 2016, criado sobre sus lías durante ocho meses en barrica de roble francés. Nos gustaron especialmente dos de sus atributos. El primero es un manejo maestro de la madera, que en ningún momento se apodera del vino, resaltando, por el contrario, sus no pocas virtudes, entre ellas un perfil aromático rico en matices, en el que la fruta se funde a la perfección con elegantes notas ahumadas y minerales. El segundo, la armonía que exhibe en su recorrido por el paladar, con todos los componentes en su sitio, desde un tacto de seda y un volumen poco usual hasta una acidez magníficamente integrada que le augura una estupenda evolución en la botella. Si es usted amigo de los blancos de guarda, aquí tiene una etiqueta a su medida. 

Pontac 2013: MADERA DE GANADOR

PONTAC 2013. BODEGA: LUIS ALEGRE. TIPO: TINTO DE PARCELA. ZONA: D.O.CA. RIOJA. UVAS: TEMPRANILLO (95 %) Y GRACIANO. PRECIO: 32 €. GASTRONOMÍA: REVUELTO DE PERRETXICOS, CERCETA ASADA CON REDUCCIÓN DE KUMQUAT. PUNTUACIÓN: 96/100

Luis Alegre es una de esas bodegas que raramente fallan. Nacida hace ahora 50 años en el corazón de la Rioja Alavesa, cerca de Laguardia, su mejor argumento siempre ha sido su más de medio centenar de hectáreas de viñas en propiedad, muchas de ellas de más de 80 años de edad y algunas con un siglo de vida a la espalda. Es el caso de la Finca Portiles de la que procede este tinto, plantada en 1920 no lejos del emplazamiento de la bodega sobre suelos calizos y férricos, a casi 500 m sobre el mar. Detrás de la buena reputación de la firma entre los enófilos hay un trabajo de precisión, respetuoso con las características de cada parcela, así como un manejo maestro de las barricas francesas (robles de Nevers y Vosgos) en las que maduran los vinos, cuyo proceso de fabricación controlan directamente desde la tala de los árboles.

EN SU MEJOR MOMENTO. Pontac fue el top de la gama de esta bodega hasta el nacimiento de su hermano mayor Pontac de Portiles, un vino de edición muy limitada (no mucho más de 3.000 botellas) que es como el rizo del rizo de la calidad y con el que, cosecha tras cosecha, se disputa las preferencias de los seguidores de esta casa elaboradora. Volviendo a Pontac 2013, nos interesa la riqueza de matices de su nariz (frutilla roja fresca, ecos de laurel, maderas preciosas, suaves notas de clavo), perfilada a lo largo de 21 meses en barrica nueva y algunos más en el botellero. Como la fresca y equilibrada elegancia de su boca, repleta de taninos vivos y redondos que se resuelven en un final balsámico y persistente. Un gran tinto riojano, en el cénit de su trayectoria. 

Aceituna royal: EL ARGUMENTO DE CAZORLA

“Lo que nos hace diferentes a otras zonas aceiteras es una presencia significativa, y en aumento, de la variedad autóctona royal. Los aceites tradicionales de la Sierra de Cazorla siempre habían incorporado una proporción de esta aceituna junto a la … Sigue leyendo

Gin Loe: LA SINGULAR GINEBRA DE LAS PITIUSAS

PRODUCTOR: PITIUSA LOE EXPERIENCE FORMENTERA. TIPO: GINEBRA DE TRIPLE DESTILACIÓN. PRECIO APROXIMADO: 35 EUROS

Aloe vera de Ibiza y agua de mar de Formentera: estos son los ingredientes que hacen diferente esta nueva ginebra premium que acaba de sacar al mercado la firma Pitiusa Loe Experience Formentera con el respaldo del importante grupo vinícola Freixenet, que se encarga de su distribución comercial. Presentado la pasada semana en el madrileño Centro Gastronómico Platea, de cuidado diseño y packaging, este singular destilado se elabora con productos 100 por 100 naturales y ecológicos, entre los que también se incluyen jazmín y flor de azahar, piel de naranja y limón, cardamomo, cilantro, enebro y angélica.

CÍTRICOS Y ESPECIAS. La bebida final es obtenida mediante una triple destilación. La primera, en presencia del aloe vera, planta de conocidas propiedades medicinales y cosméticas. En la segunda destilación se incorpora el resto de los botánicos. Y en la tercera es cuando se produce el ensamblaje final del conjunto de los ingredientes. El resultado es una ginebra fragante, con personalísimos aromas cítricos y especiados a los que sigue un paladar fresco, seco y elegante, con un alcohol nada agresivo y un recorrido sobre la lengua que conduce a una explosión aromática final en la que se recuperan las sensaciones de la nariz. Para degustar sola o en gin-tonic, fórmula que potencia sus cualidades.