Valtravieso Crianza 2015: EN EL TECHO DE LA RIBERA

VALTRAVIESO CRIANZA 2015. BODEGAS Y VIÑEDOS VALTRAVIESO. TIPO: TINTO CRIANZA. ZONA: RIBERA DEL DUERO. UVAS: TINTO FINO (89 %), MERLOT (8) Y CABERNET SAUVIGNON. PRECIO: 15 €. GASTRONOMÍA: ROSBIF DE CADERA ALTA CON ENCURTIDO DE HINOJO MARINO, CHULETA DE TERNERA AVILEÑA CON AJO NEGRO. PUNTUACIÓN: 93/100

Pasado el bello (y largo) verano, con sus preceptivas olas de calor, nos vuelven a la memoria algunos interesantes encuentros alrededor de vinos tintos en los que tuvimos la oportunidad de participar en vísperas de vacaciones. En uno de ellos nos fue presentado este crianza de Valtravieso en compañía de Pablo González, de la familia propietaria de la bodega, y nuestro buen amigo Álvaro Cerrada, incorporado al staff hace un año como director de marketing. Rara mezcla de brío y elegancia en este vino de una cosecha calificada en su día como “excelente” por el Consejo Regulador. Una excelencia que, sin duda, refuerzan los más de 900 metros sobre el mar en los que está plantado el viñedo de la propiedad, en su mayoría tinto fino de la tierra, con ciertas proporciones de las afrancesadas cabernet sauvignon y merlot.

Especias dulces, frutilla negra madura, flores azules (lavanda), regaliz, bosque umbrío… Así es la fresca y elegante nariz de este vino que precede un paladar seco y potente, sabroso, de magnífica estructura y crujientes taninos que se resuelven en un final aromático y largo al tiempo que anuncian una inmejorable evolución en la botella (si el lector dispone de una segunda, que no tenga prisa en descorcharla).

EL SELLO DE SISSECK. Conviene recordar que las dos primeras añadas de Valtraviero, 1994 y 1995, llevan la firma de Peter Sisseck (Pingus, Hacienda Monasterio), cuya personalísima impronta se resiste a desaparecer de los actuales vinos de la propiedad. También pudimos catar estas dos añadas (grande y compleja la primera, de perfil algo más atenuado la segunda), junto a las 2004 y 2005 (fina, incontestable, la citada en primer lugar; notable, aunque algo más salvaje, la siguiente) y también la 2014, de la que recordamos una singular nota de tierra mojada, lo que algunos colegas llaman “mineral”.

Antigua cepa en la viña de Valtravieso. / BODEGAS Y VIÑEDOS VALTRAVIESO

Y terminamos. Durante el exquisito menú concebido para la ocasión por Luis García de la Navarra se descorcharon otros cuatro vinos de la gama top de la bodega, entre ellos el Rupture 2015, un innovador tinto -del que hablaremos en otro momento- en el que la vinífera local cede el paso a sus primas cabernet y merlot. De los otros tres, los VT Tinta Fina 2015, VT Vendimia Seleccionada 2015 y Valtravieso Colección Privada Reserva Especial 2014 (45 €, a punto de salir al mercado), nos sedujo especialmente este último, un tinto en el que nos pareció que se condensaban, en orden y concierto, los mejores argumentos de la Ribera. Los incondicionales del Duero harían bien en seguirle la pista. 

Deja un comentario. Nos interesa tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.