Salón Novedades: LO ÚLTIMO DE LA RIOJA

DSC_1381

Dos conocidos catadores madrileños se aplican en la degustación. / JRP

Las excelentes cosechas de 2010 y 2011 protagonizaron el último salón Novedades de los Vinos de Rioja, celebrado hace unos días en Madrid. La muestra, que alcanza su vigésima edición, reunió casi trescientos vinos –todos ellos puestos en el mercado a lo largo de 2014- de más de un centenar de casas elaboradoras.

Mosaico_NR_2014Además de las categorías riojanas tradicionales -crianza, reserva, gran reserva-, y como viene siendo habitual en los últimos años, los presentes en la demostración tuvieron oportunidad de acercarse a los vinos agrupados bajo el epígrafe de “Vinos Genéricos” (los que no se acogen a los plazos mínimos de crianza estipulados), donde estaban, también como en ediciones anteriores, las botellas más interesantes.

DOS DE LAS MEJORES AÑADAS. Como sorpresa de última hora, los organizadores añadieron a los citados dos nuevos capítulos de vinos. Uno destinado a los obtenidos con una única variedad de uva –tempranillo blanco, graciano, maturana, garnacha, todas excepto la omnipresente tempranillo tinta- y otro, bastante prolífico por cierto, en el que se exhibían las etiquetas premiadas a lo largo del ejercicio en los innumerables concursos que se celebran en el mundo o que habían recibido buenas puntuaciones en las abundantes guías y publicaciones del género. Novedades bastante innecesarias –y hasta confusas- a nuestro entender, ya que muchas de las marcas podían haber quedado encuadradas en hasta tres grupos distintos.

Menudencias organizativas aparte, lo importante es que un año más pudimos degustar en primicia un buen número de referencias de dos de las mejores añadas de los últimos años en la Rioja. De la mencionada cosecha 2010 –climatología favorable y rendimientos moderados- nos gustaron especialmente tintos como Belezos (Bodegas Zugober, fina y especiada nariz, boca carnosa, de gran profundidad), Coto Real (El coto de Rioja, notas de mentol y tabaco inglés, poderoso paladar de terciopelo), Pagos de Viña Real (CUNE, finura y elegancia, vigoroso en boca, todo en armonía) o el Gómez Cruzado Honorable, un tinto de personalísimos aromas de herbolario (laurel, genciana) y soberbio esqueleto.

TINTOS CONCENTRADOS. La cosecha riojana de 2011 registró unos rendimientos aún más bajos que la precedente, lo que se tradujo en tintos muy aromáticos y de gran concentración. Como el cien por cien graciano Ondalán 100 Abades (ricos aromas de té y manzanilla, clavo y canela, firme constitución), el Colono Expresión de Señorío de las Viñas (complejos rasgos minerales y balsámicos –muy bordelés-, carnoso y frutal), el Pontac de Luis Alegre (fino y expresivo, gran estructura) o el Pujanza Norte, con una personalísima nariz de flores y cítricos, vigoroso y equilibrado.

SalonRioja2014_np1

Luis Alberto Lecea, presidente del Consejo Regulador, flanqueado por los sumilleres Custodio L. Zamarra y Javier Gila. / PCYC

Sin salir de la magnífica cosecha 2011 -si bien en un plano ligeramente más discreto- también nos llamó la atención la opulencia del Paco García Experiencia +1, una edición limitada de garnacha 100 por 100. Un tinto al que los enófilos y curiosos harían bien en seguir la pista, como a los LUR 2009 de Conjuro del Ciego (nariz de flores y humo), Aluén + 2008 de Bodegas Ruconia (una bomba de fruta), Padre Sarmiento 2008 de Tierra Antigua (especias dulces, gran entereza en boca), Merus 4C 2007 de Heredad de Baroja (curiosísimas notas punzantes en una nariz que se aleja del canon riojano) o Gorrebusto 2004 de Torre de San Millán, otro vino difícil de encasillar, balsámica y profunda nariz, paladar joven, de una pieza, a pesar de sus 10 años de vida.

Una sesión interesante, como es habitual, y una demostración de la capacidad del gigante riojano para reinventarse cuando parece que en materia de vinos ya está todo escrito. J.R. Peiró (METRÓPOLI)

Febrero 2015: III SALÓN OLIPREMIUM

● El mejor escaparate de los aceites virgen extra españoles

DSC_0640

Además de la calidad, los nuevos elaboradores cuidan la presentación de sus aceites. / OLIPREMIUM

Los mejores aceites de oliva virgen extra (AOVE) españoles volverán a tener su mejor escaparate en la III Edición del Salón Olipremium. Se celebrará en el Madrid, la segunda quincena de febrero de 2015.

Será el momento de que las almazaras den a conocer en primicia los mejores aceites de la última campaña a los profesionales y prescriptores (cocineros y restauradores, establecimientos de productos gourmet, distribuidores, periodistas y consumidores finales cualificados) que intervienen en la difusión de las virtudes de este producto estrella de la despensa española.

Rodrigo de la Calle y Sacha Hormaechea en el II Salón Olipremium. / O

Rodrigo de la Calle y Sacha Hormaechea en el II Salón Olipremium. / O

En muy poco tiempo, los aceites virgen extra de la máxima calidad han pasado de tener una presencia casi testimonial a convocar una atención creciente por parte de los medios de comunicación del país, de manera que hoy no hay cadena de televisión, radio o publicación escrita –incluidos los diarios de mayor tirada- que no dedique amplios espacios a la difusión de las cualidades del AOVE.

MEJOR CALIDAD DE VIDA. Ello no es sino reflejo de las aspiraciones de un público consumidor cada día más formado y más motivado por los beneficios asociados al aceite virgen extra. Desde de su calidad alimentaria y gastronómica hasta sus virtudes dietéticas o sus efectos positivos para la salud. Para crecientes sectores de la población española, consumir un aceite de oliva virgen extra es apostar por una mejor calidad de vida.

SALON OLIPREMIUM

El I Salón Olipremium se celebró en el hotel Intercontinental de Madrid. / O

Conscientes de esta realidad, 33 casas elaboradoras de primer nivel (multigalardonadas en los principales concursos de calidad del planeta, muchas de ellas integradas en las principales asociaciones de defensa de la calidad, como Grandes Pagos del Olivar o QVExtra), apostaron por el último Salón Olipremium para dar a conocer en primicia sus nuevos aceites del año, superando en número a las 25 que lo hicieron en la edición de 2013.

UN ESCENARIO PROMETEDOR. En este prometedor escenario, los organizadores del Salón Olipremium esperan superar en su III Edición los resultados de las dos anteriores, incrementando el número de almazaras expositoras y visitantes profesionales, al tiempo que ofreciendo un completo programa de actividades paralelas, como catas de aceites de las principales variedades de aceituna, demostraciones en directo de chefs de primera línea o sesiones destinadas a conocer a fondo las distintas zonas y paisajes del olivar español. Mini_baco_invertido

Cata con Peter Sisseck: PINGUS, SUS HERMANOS Y UN PRIMO DE SAINT-ÉMILION

Sisseck

Economía de gestos y ojo de águila: cuando Quim Vila te convoca, es que tiene algo interesante que contar. Siempre ha sido así. Esta vez, nada menos que las dos últimas cosechas de Peter Sisseck en Ribera del Duero –la … Sigue leyendo

Viognier: LA DAMA DEL RÓDANO

viognier1

En pocos años, la viognier ha pasado de ser una perfecta desconocida a una de las uvas blancas de moda en el viñedo español. Alfonso Cortina, ex presidente de Repsol, rompió el fuego en el último cambio de siglo con … Sigue leyendo