Viña Meín: NUEVA ETAPA EN COMPAÑÍA DE ‘COMANDO G’

panoramica

Panorámica de la bodega y casa rural Viñas Meín. / PEPE FRANCO para VIÑA MEÍN

Javier Alén, propietario de Viña Meín, acaba de presentar los primeros vinos nacidos de su acuerdo de colaboración con Alberto García y Daniel Landi, integrantes de Comando G: Tega do Sal, Viña Meín Fermentado en Barrica y Tinto Atlántico, todos ellos de la cosecha 2014.

Javier Alén_PEPE FRANCO para VIÑA MEÍN_e

Javier Alén, propietario de Viña Meín. / PF

Fundada en 1988, Viña Meín contribuyó decisivamente a diseñar el perfil de los nuevos vinos de O Ribeiro antes del último cambio de siglo. Ahora, Javier Alén, tras más de 25 años de reconocida trayectoria como viticultor y bodeguero, ha decidido dar un paso adelante en busca de vinos más sostenibles, si cabe, e identificados con el terroir. Para ello ha puesto en marcha su nuevo proyecto, orientado a la obtención de vinos capaces de transmitir la enorme riqueza de variedades, suelos y climas de esta comarca vinícola de Galicia.

Tega do Sal toma el nombre de una de las dos parcelas de donde procede (la otra es Vilerma) y en su composición intervienen un 75 por ciento de treixadura, un 20 de albariño y un cinco de loureira blanca. Con una medida crianza en barricas de roble francés de segundo año y una producción de 2.750 botellas, el vino quiere expresar –en palabras de sus autores- la frescura y rotundidad del Ribeiro, así como la impronta de sus suelos de granito.

LA RIQUEZA VITÍCOLA DEL AVIA. Las uvas treixadura y godello son las protagonistas de Viña Meín Fermentado en Barrica, un vino de paraje elaborado a partir de viñas de entre 20 y 30 años de edad, fermentado en recipientes de roble y criando durante nueve meses en contacto con sus lías. Lo que buscan aquí sus artífices es transmitir la riqueza vitícola del río Avia, de donde han procedido siempre los mejores blancos de la D.O. Ribeiro.

Mosaico Viña_MeínTinto Atlántico, que saldrá a la venta el próximo mes de diciembre, es el tercer fruto del nuevo proyecto de Viña Meín. Se trata de un vino de parcela, procedente de los bancales de Ibedo, orientados al oeste. Ensamblado con las variedades tintas brancellao, caíño y una pequeña parte de sousón, y tras una cuidadosa vinificación a base de maceraciones suaves y tratamientos delicados que buscan preservar los valores de la conjunción vinífera-suelo, el vino maduró 20 meses en barrica usada de 500 litros.

“Con estos vinos queremos expresar en una botella lo que es O Ribeiro”, explicaron durante la presentación Fernando García y Daniel Landi, quienes añadieron que, a medida que van conociendo mejor la zona, están más convencidos de sus posibilidades para elaborar blancos a la altura de los mejores del mundo. Mini_baco_invertido

Deja un comentario. Nos interesa tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s