Tintos del Priorato: GARNACHA vs CARIÑENA

Cartoixa Scala Dei

Vestigios del origen del Priorato, la cartuja de Scala Dei / DOQ PRIORATO

Quien haya seguido con atención la trayectoria de los tintos del Priorato en los últimos años habrá observado una clara evolución en dos direcciones. Por un lado, las variedades de uva tradicionales de la zona –cariñena y garnacha- han ganado la partida a las cabernet sauvignon y merlot en las que no pocos bodegueros de prestigio depositaron sus expectativas de modernización de la vieja comarca vinícola en los pasados 80. Por otro, los tintos han mejorado en finura y profundidad frente a esos vinos densos y concentrados -casi masticables- que parecían más diseñados más para un concurso que para el placer de los sentidos. Nos referimos, naturalmente, a las etiquetas destacadas de la denominación de origen.

Mosaico Priorato_E

Lo que no resulta tan diáfano es si detrás de esa humanización de los estilos de vino está el trabajo de un enólogo o si tiene su origen en la viña. Hay quien lo atribuye a una mayor presencia en los ensamblajes de la variedad cariñena, oficialmente denominada maturana –como en la Rioja- para evitar la coincidencia con el nombre de la vecina demarcación vinícola aragonesa. Y hay quien cree que es el resultado de unas extracciones menos groseras en la bodega, junto a factores como la entrada en liza de la uva syrah –que gana posiciones por momentos- o la mayor cantidad de uvas procedentes de viñedos plantados en cotas elevadas. Lo que sí está claro es que las preferencias de las bodegas importantes se reparten hoy entre las citadas garnacha (mayoritaria en la D.O.) y cariñena.

2541031

Hace pocos meses, Scala Dei, la apuesta en el Priorato del poderoso grupo Codorníu, presentaba su “Proyecto Garnachas”, un ambicioso plan encaminado a rediseñar la personalidad de sus tintos. Lo que están haciendo es estudiar el comportamiento en la bodega de distintas viñas viejas de garnacha plantadas en cotas elevadas –hasta 800 metros sobre el nivel del mar- y suelos de distinta naturaleza, lo que ha dado como resultado una interesante colección de vinos de edición limitada –Artigots, Sant Antoni, La Creueta, Masdeu- que determinarán el diseño de los nuevos vinos de la casa.

En cuanto a las uvas, parece claro que el futuro de Scala Dei se llama garnacha, lo mismo que el de los mejores tintos de Álvaro Palacios –inventor del nuevo Priorato junto a un grupo de visionarios-, cuyos exclusivos L’Ermita y Finca Dofí hace años que incorporan un porcentaje abrumadoramente mayoritario de esta variedad, cuando no un cien por cien.

EL PESO DEL TERRUÑO. Claramente por encima de la uva cariñena, la garnacha está presente también en vinos de la talla del Clos Mogador que elabora René Barbier en su bodega de Gratallops, así como en los Clos Fontá y Coma Vella, de Mas d’en Gil; los Artigas, La Creu Alta y La Basseta, de Mas Alta; los últimos Clos Erasmus de Daphne Glorian –cuya cosecha 2004 fue el primer vino español de la historia en recibir 100 puntos Parker-, o el reputado Font de la Figuera de Clos Figueres, otro de los vinos de culto del moderno Priorato.

DOQPriorat048_0

Tradicional viñedo en pendientes aterrazadas / DOQP

En el otro bando, bodegas de prestigio consagrado como Val Llach, Manyetes (también del citado René Barbier) o Ferrer Bobet apuestan con decisión por el plus de estructura que aporta la uva cariñena, mientras que otras, también de primera línea, prefieren jugar a las dos cartas. Bien porque elaboran distintos vinos de parcelas muy concretas (como los 1902, cien por cien cariñena, y Salanque, 65% garnacha, ambos de Mas Doix), bien porque disponen de ambas viníferas en parecidas proporciones y deciden la mezcla final para el primer vino de la casa en función de cada cosecha, como es el caso de Clos Martinet, Perpetual (Torres Priorat) o Cims de Porrera, por citar algunas de las marcas más conocidas.

Abundantes suelos de esquistos pizarrosos –licorella es su nombre local-, viñas viejas por encima de 500 m. de altitud y en pendientes pronunciadas, insolación generosa, entorno de bosque mediterráneo… Hay acuerdo en que la grandeza de los tintos del Priorato, como la de los mejores Médoc o St. Émilion, procede más del terruño que del tipo de uva utilizado. Por eso muchos elaboradores son reacios -también como muchos chateaux bordeleses- a revelar la composición exacta de sus vinos. Texto: J.R. Peiró (Metrópoli)

3 pensamientos en “Tintos del Priorato: GARNACHA vs CARIÑENA

  1. En Mas Martinet también elaboran un 100% garnacha a 600 metros de altura con suelos de licorella desde el año 2006 llamado Els Escurçons y en Cims de Porrera desde el año 2007 elaboran un Cims de Porrera 100% Garnacha y un 100% Cariñena

    Me gusta

Deja un comentario. Nos interesa tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s